Casa de Pías se encuentra albergada en una antigua casa de inicios del siglo XX, un lugar muy especial donde hemos querido combinar el romanticismo de sus viejos muros de piedra, con un interior vanguardista y moderno, dando como resultado un ambiente cálido y armónico donde nuestros comensales pueden relajarse y disfrutar de la buena mesa atendidos por un servicio exclusivo e impecable.

Cuenta con terraza y dos estancias independientes con capacidad para hasta treinta y veinte personas, respectivamente, cuyas mesas separadas por grandes espacios permiten intimidad y comodidad para los comensales. También dispone de dos salas privadas, para doce y ocho personas, que garantizan reuniones y comidas de empresa gozando de la máxima discreción y exclusividad.

Galería de fotos (haz clic para verla completa)