TENDENCIAS BODAS 2018

TU COCTEL DE BODAS-  Elige finger foods

Te presentamos los Finger food que triunfan esta temporada

Finger food: comida que se come con los dedos. En el norte de España, pintxos. En el resto del mundo, canapés, aperitivos, tapas, bufé… y en las bodas, el cóctel de toda la vida que se sirve antes de la comida.

Lo que todos tienen en común es la vanguardia, especialmente en territorio bridal. Cada pequeño bocado suele encerrar un concepto gastronómico, muchas veces ligado a las distintas cocinas del mundo. Un viaje para el paladar que en muchas bodas millennial ha pasado de ser el breve lapso de tiempo en el que los invitados esperan a los novios antes de sentarse a comer, a un momento con protagonismo propio, en algunos casos sustituyendo al banquete tradicional.

Si quieres que tus invitados disfruten como niños con los finger food de moda  te presentamos los más populares y con lo que no fallarás.

1. Live cooking (show cooking) vs territorio DIY

Una tendencia gastronómica cada vez más de moda y que permite a los invitados conocer en directo de donde vienen los productos que van a degustar, y ver cómo se preparan ante sus ojos, cuando no directamente hacerlo ellos mismos con una estación de ingredientes.

casa de pias catering madrid

Ideas top: puede ser algo tan sencillo como tener un cortador de ibérico en la boda que vaya acompañado de picos de Jerez, las tablas de quesos “sírvase usted mismo”, puesto de ahumados al café, hiervas o soja, anchoas de Santoña y las ostras que se limpian en el momento, o una degustación de sushi elaborado al momento. Sabores internacionales para sorprender a tus invitados… cada día más abiertos a probar nuevas elaboraciones.

catering bodas madrid

2. El efecto 5 sentidos

Algo característico de los finger food de vanguardia es que tienen que llamar la atención de los cinco sentidos: no solamente deben resultar deliciosos al paladar sino también entrar por los ojos, jugar con las texturas y volúmenes, oler de maravilla… Cuánto más completo sea el bocado, mejor.

catering madrid finger food

Ideas top: Taco de maíz con ceviche de corvina gamba y guacamole a las Fresas rellenas de camembert con su gelatina, ofreciendo un servicio innovador, complementado con una decoración singular que armoniza cada rincón gastronómico.  Creando una boda especial y única.

3. Los viajes gastronómicos y la fusión de sabores

Una pequeña gran ventaja de tener un catering a base de bocados diminutos es que el menú puede recorrer los cinco continentes y descubrir sabores exóticos e inesperados, o bien centrarse en un único destino.

Si optas por la fusión de sabores las opciones son infinitas: elige productos locales de buenísima calidad, que combinen con recetas allende los mares.

finger food bodas

Ideas top: para viajar por el mundo de bocado en bocado prueba con nuestros Mini crepes de pato laqueado y jugo de vino y miel, Vasitos de carrillera con espuma de patata y trufa, cocina fusión con una marcada esencia internacional.

4. Los sabores tradicionales

La cocina internacional y fusión no tiene por qué dejar de lado los sabores de toda la vida. La gastronomía mediterránea es una de las más apreciadas del mundo, especialmente con la amplísima variedad de preparaciones con que podemos adaptar los sabores de siempre a la mesa de hoy, freefrom está presente en nuestra cocina, y todos nuestros productos están seleccionados conociendo la procedencia.

free from casa de pias

Ideas top: Migas, huevo y panceta todo en vaso o Mini burguer de rabo de toro y sus jugos con melaza, donde prime la innovación, la máxima calidad y la frescura, gracias a una cocina de mercado con toques de autor.

5. El tamaño mini

Esencial para que un bocado sea considerado finger food es que podamos comerlo con los dedos, y que nos lleve unos pocos segundos el degustarlo. Piensa en combinaciones llenas de color que concentren todos los sabores en un sólo bocado, y en tamaños súper manejables tamaño vasito o cuchara en preparaciones más especiales que sean líquidas o espumosas.

Finger food

Ideas top: el tamaño mini no atañe solamente a la comida: la misma filosofía puede aplicarse a la bebida, especialmente si nos vamos al terreno de las miniaturas, con mini latas de cervezas.

6. El toque dulce

Imprescindible si estructuras toda la comida o cena con finger foods/ una alternativa más que aceptable a la tarta de bodas si optas por el banquete convencional con mesa y mantel pero prefieres que el postre sea ligero y variado. El toque dulce también puede venir en pequeños bocados, y debes pensar en él como si se tratase de una degustación de postres: mini tartas, diminutas bolas de helado, piruletas de frutas con chocolate…

Catering bodas madrid

Ideas top: el milhojas de toda la vida pero en tamaño ‘mini’, para aunar vanguardia y tradición.

COCINA SALUDABLE & INNOVACIÓN & CREATIVIDAD